enfants

En Francia, la ley del 5 de marzo de 2007 que reforma la protección de la infancia introduce la necesidad de diversificar las modalidades de acogida de los niños en el marco de su acompañamiento en situaciones de peligro, abriendo la posibilidad de colocar al menor en el domicilio de sus padres.

Para los profesionales franceses, asegurar la seguridad, la salud, la educación de un niño en el domicilio de sus padres supone revisar sus modalidades de intervención. La acogida a domicilio exige reconsiderar la noción de las competencias parentales esperadas. Insiste también en la toma en consideración de las competencias parentales en el ámbito del apoyo dispensado a las familias.

En Cataluña, en la comarca del Alt Empordà, se ha desarrollado un nuevo recurso: el Espacio de Formación para las Familias, iniciado en 2013 por el consejo comarcal, que implica 20 familias cada año. Este dispositivo pretende:

  • reforzar las aptitudes,
  • mejorar las competencias parentales y la atención médica de los grupos desfavorecidos.

Esta experiencia ha mostrado algunos resultados significativos a diferentes niveles: la adquisición de autonomía por parte de los usuarios y la introducción de nuevos métodos de intervención en los servicios sociales centrados en la persona. En Cataluña, a priori, la acogida no está excesivamente judicializada y se solicita la intervención de la familia en el sentido amplio de la palabra para la acogida de niños en peligro; en Francia, por el contrario, el recurso a la decisión judicial es mayoritario en el ámbito de la protección de la infancia. Por lo tanto, resulta esencial compartir la experiencia catalana y francesa sobre estas cuestiones para progresar colectivamente en el acompañamiento y la acogida de los niños y sus familias, beneficiándose de las experiencias a ambos lados de la frontera.

El acompañamiento de las familias supone para los profesionales, desarrollar competencias específicas que les permitan implicar a los padres en la educación de su/s hijo/s y transmitirles (o devolverles) el sentido de la responsabilidad dentro del respeto a los derechos del niño. La colocación del menor, cuando se impone, significa una ruptura en la trayectoria de un niño o de un adolescente que puede generar trastornos añadidos a las dificultades ya identificadas. ¿Cómo identificarlos y prevenirlos? Con la ley francesa de protección de la infancia del 5 de marzo de 2007, ¿cómo trabajar con los padres para los que el sentido de la colocación a domicilio sigue siendo una noción delicada de entender?

 

Objetivos de la actividad


 

  • Elaborar herramientas compartidas y desarrollar nuevas experiencias en materia de acompañamiento a las familias, de colocación del niño a domicilio y con la familia, en el sentido amplio de la palabra.
  • Organizar visitas de estudio in situ en instituciones y/u organizaciones sociales.
  • Trabajar a partir de las experiencias de los profesionales con familias francesas y catalanas.
  • Promover la participación de los profesionales y desarrollar competencias específicas que les permitan implicar a los padres en la educación de su/s hijo/s y transmitirles (o devolverles) el sentido de la responsabilidad dentro del respecto de los derechos del niño.

 

El equipo de la actividad «Acompañar a los profesionales que trabajan con niños en situación de peligro y sus familias / Considerar las competencias parentales»


   

Portadoras de la actividad: Mónica GUERRERO-ROSSET et Marion VERNAY – IRTS Perpignan.

El equipo de la actividad: Mónica GUERRERO-ROSSET (Référente pédagogique sur les actions transfrontalières – IRTS Perpignan), Marion VERNAY (Coordinatrice projets transfrontaliers et européens IRTS Perpignan), Viviane MUNOZ (Institut Saint-Simon ARSEAA), Imma QUINTANA (Consell Comarcal de l’Alt Empordà), Luci ALVARADO (CCAE), Rosa GUIXE (CCAE), Judit JUVENTENCH (CCAE), Meritxell POMES (CCAE) i Ester PUJOL (CCAE).