enfant

La acogida de personas en situación de discapacidad es una cuestión transversal que afecta al conjunto de las políticas públicas y a los diferentes sectores sanitario, social y educativo. Las orientaciones europeas buscan prestar apoyo a las líneas de trabajo que permiten luchar contra las discriminaciones y valorar la inclusión social de todos.

Sin embargo, la trayectoria de los niños en situación de discapacidad y de sus familias se revela a menudo compleja y con numerosas rupturas (frecuentemente por falta de fluidez y conexión entre los miembros de los dispositivos y las trayectorias de acompañamiento).

A pesar de que estas orientaciones están inscritas en el marco europeo y legislativo francés, en especial, las leyes de 2002, 2005 y los decretos 2000/2007/2010 del sector de la primera infancia, las evoluciones de las prácticas y representaciones son lentas. La situación de estos niños y sus familias dentro de las estructuras de la primera infancia, ha mejorado en relación al derecho de acogida. Pero en lo que se refiere a las prácticas y al conocimiento de los dispositivos, no se ha seguido la dinámica impulsada por los textos. Efectivamente, las orientaciones actuales ponen en duda las compartimentaciones de las estructuras: educativas / sociales / sanitarias / especializadas. Los actores implicados en el entorno del niño en situación de discapacidad y su familia han estado hasta ahora demasiado confinados en sus sectores de intervención (muchos profesionales expresan frecuentemente la sensación de falta de competencias y/o de miedo a la discapacidad…).

De este modo, resulta primordial apoyar el trabajo en red, ya que la compartimentación de los diferentes sectores de intervención, la fragilidad de los interconocimientos y de las transversalidades de los trabajadores sociales y de los diferentes profesionales de la acogida son a menudo obstáculos al trabajo de acogida y de inclusión.

Con una visión más global, a nivel de la sociedad se observan resistencias para la apertura a la alteridad y a las diferencias, al mismo tiempo que, sobre el terreno, las prácticas profesionales están poco adaptadas para acoger la diferencia y las deficiencias cotidianas. Nuestro papel como actores y observadores implicados en estas problemática, nos permite identificar las carencias, las necesidades de formación y de acompañamiento expresadas por los profesionales de la acogida y los estudiantes en trabajo social.

De esta manera, se debe favorecer la evolución necesaria del funcionamiento de estructuras, redes e instituciones (escuelas / estructuras de acogida de la primera infancia / centros especializados…) dentro de nuestras formaciones y, al mismo tiempo, la dinamización de las redes de profesionales de los territorios.

 

Frente a dichos retos de cohesión social, de tolerancia, de acogida a la diversidad y frente a la complejidad de la articulación entre los distintos actores y las diversas culturas profesionales:


 

¿Cuáles son los dispositivos de formación de trabajadores sociales necesarios para acompañar estos retos?

¿Cómo fomentar el trabajo de cooperación que facilite la trayectoria y el acompañamiento de los padres, mejorando al mismo tiempo el proceso de inclusión de los niños en situación de discapacidad?

 

Estas constataciones estructuran las orientaciones de esta actividad destinada:


 

  • a los profesionales y a las redes: trabajo de reconocimiento interprofesional y prácticas entre partícipes (sector de la educación y médico-social);
  • al niño y a su familia: evolución de las prácticas de acogida del niño en situación de discapacidad en las estructures de la primera infancia (centros de acogida infantil, parvularios, centros de ocio…),
  • a la formación profesional de los trabajadores sociales.

 

Objetivos de la actividad


 

  • Desarrollar el trabajo en red y las prácticas de cooperación entre participantes e interinstitucionales.
  • Mejorar las prácticas de acogida del niño en situación de discapacidad y de su familia.
  • Incorporar en la formación de los trabajadores sociales la necesaria consideración de la discapacidad y las acciones que faciliten los objetivos de cohesión social.

 

El equipo de la actividad Instauración de una red transfronteriza en relación a la acogida del niño en situación de discapacidad y de su familia


 

       

 

Portador de la actividad: Viviane MUNOZ – Institut Saint-Simon ARSEAA

El equipo: Viviane MUNOZ (Institut Saint-Simon ARSEAA), Mariane BERTRAND (Institut Saint-Simon ARSEAA), Michèle DUCHATEAU (Responsable de la filière Educateur-trice de Jeunes Enfants – IRTS Perpignan), Mónica GUERRERO-ROSSET (Référente pédagogique sur les actions transfrontalières – IRTS Perpignan) et Marion VERNAY (Coordinatrice projets transfrontaliers et européens IRTS Perpignan).